Problemas de las calderas de biomasa

Las calderas son consideradas como herramientas para poder combatir el frio. Este tipo de equipos se ha caracterizado por utilizar combustible fósil para poder funcionar, por lo que muchos vieron con temor el uso excesivo de esta única forma de generar calor.
Para poder evitar problemas con este tipo de equipos, que al fin y al cabo podrían generar daños severos, se fueron creando nuevas formas de generar calor, sin tener que acudir al combustible fósil y limitado, que no será rentable dentro de varias décadas.
Las calderas de biomasa se convirtieron en la solución para todo lo planteado, pero con la creación de estas calderas nacieron nuevos problemas.

Las calderas de biomasa ayudan al ambiente

Las calderas de biomasa fueron creadas para acabar con los desperdicios agrícolas y otro tipo de residuos que podían generar daño en el ambiente. Con el tiempo este tipo de calderas se volvieron muy popular entre algunos consientes con el cuidado del ambiente.
No todo es perfecto en estas calderas y poco a poco se han logrado develar problemas.

Las calderas no calientan tanto

Las calderas de biomasa pueden ser muy rentables cuando se hablan de espacios pequeños, pero a la hora de referirse a grandes espacios resulta poco rentable usar este tipo de caldera.
Dos kilos de pellet representa un litro de gasoil, por lo que para poder calentar espacios muy amplios es necesario usar mucha biomasa. Esto hace que pueda ser muy costoso el tener una caldera de este tipo.

Se necesita espacio para el pellet


Las calderas de gas no necesitan espacio para almacenarlo, ya que el gas viene directo de las empresas. En el caso del pellet esto no es así, ya que la persona debe comprarlo de manera individual y luego almacenarlo en su casa para el momento de frio.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cómo alejar tu casa del frío y calor

Consejos para viajar a las islas Palaos

Destilar alcohol de la fruta