La preparación física ante quienes padecen enfermedades crónicas

El ejercicio físico mejora la salud y tiene muchos beneficios: entre ellos se cuentan la estimulación del metabolismo, el fortalecimiento del sistema inmunológico y el retraso del envejecimiento. También mejora el aspecto físico, regula la tensión arterial, los índices de glucosa y el nivel de grasas en la sangre.
No solo el cuerpo se ve beneficiado. Se sabe que también tiene beneficios a nivel mental, puede reducir el estrés, mejorar la calidad del sueño y prevenir numerosas enfermedades.
¿Todos pueden realizar todo tipo de ejercicios?
Siempre se promueve la actividad física para mejorar la salud, pero hay personas con enfermedades crónicas que no están conscientes sobre qué pueden hacer acerca de este tema. Esto resulta en un dilema, al no saber si en realidad el ejercicio los beneficia o por el contrario, los perjudica. Lo mejor es ir al médico y preguntar por su caso en particular: los expertos se refieren en general a algunas enfermedades en las que se puede disfrutar del deporte, y las mencionamos a continuación

Algunas patologías y los ejercicios recomendados

Diabetes

La diabetes sucede cuando el páncreas no es capaz de generar la cantidad necesaria de insulina y por lo tanto no se mantiene un índice correcto de glucosa en la sangre. En el caso particular de la diabetes no existe ningún impedimento para realizar algún ejercicio físico. Al contrario, el ejercicio disminuye la glicemia, y ayuda a disminuir los requerimientos de insulina.
Por supuesto, es necesario tomar algunas cosas en consideración, por ejemplo: hay que relacionar la intensidad y la duración del esfuerzo físico con las correcciones a la alimentación y la dosis de insulina. Los deportes recomendados son atletismo, natación, tenis y deportes de equipoEs recomendable evitar el submarinismo, motocross, paracaidismo, boxeo, y las artes marciales en general.

Asma

Esta es una enfermedad crónica que inflama y reduce el calibre de las vías respiratorias, haciéndolas muy sensibles a estímulos externos. Practicar algunas actividades ayuda a controlar la enfermedad, y mejora enormemente la presentación de las crisis. Si la enfermedad está controlada, no representa ningún impedimento para practicar deportes.
Los deportes recomendados son el fútbol, baloncesto, béisbol, tenis y la natación, entre otros. Hay que evitar el maratón, carreras de fondo y esquí.

Enfermedades Cardiovasculares

Son todos aquellos trastornos relacionados con el corazón y los vasos sanguíneos. Abarca todo tipo de afecciones cardiacas como la hipertensión, arterioesclerosis y enfermedades vasculares. El ejercicio físico controlado siempre es beneficioso para el sistema cardiovascular ya que incrementa el ritmo cardíaco y el consumo de oxígeno, produciendo a su vez un aumento del retorno venoso. Los mejores son caminar, carrera continua ligera, ciclismo de mantenimiento, remo, esquí, golf; deben evitarse los deportes intensos y que necesiten mucha resistencia.

Mas info en http://powerexplosive.com/asesoramiento-online/

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cómo alejar tu casa del frío y calor

Actividades extremas: ¿Cuánto eres capaz de disfrutar los deportes de aventura?

Consejos para viajar a las islas Palaos